Desinstalar es más complejo, aunque más saludable que instalar. Y no por que el procedimiento resulte más tedioso o enrevesado, sino porque, mientras que al instalar un programa sólo ponemos en riesgo la velocidad de nuestra maquina, al desinstalar podemos provocar daños irreparables. Por eso el procedimiento requiere de un procedo más reflexivo y delicado aunque sea mas sencillo y debe hacerse en tres pasos

1.- Crear un punto de restauración.

. En Windows XP

. En Windows 7

2.- Saber que programa queremos desintalar
3.- La desinstalación propiamente dicha.

Antes de entrar en materia es importante aclarar que desisntalar programas que no utilizamos  es saludable para nuestra maquina y su sistema operativo que se aliviara de no tener que revisar, mantener y organizar acciones que no usamos y que, por tanto relentizan el funcionamiento del Pc. Aclarado que es aconsejable quitar todo aquello que no usamos, pasemos al procedimiento.

1.- Crear punto de restauración

Una característica importante que trae Windows  es la posibilidad de crear un punto (o varios) de restauración, con la finalidad de guardar  la configuración de nuestro equipo en un momento determinado. Generalmente cuando todo funciona bien.

De esta manera en caso de tener un problema de configuración por causa de un programa u otra causa similar, podremos restaurar la configuración de nuestro equipo al momento en que hemos creado un punto de restauración, momento en el  que nuestro equipo funcionaba correctamente… funciona como una especie de maquina del tiempo.

El propio sistema crea sus propios puntos de restauración, pero es recomendable crear uno cuando vamos a realizar un cambio importante de software (instalación de un programa) o hardware en nuestro equipo.

En Windows XP.

Para crear un punto debemos de pulsar sobre Inicio -> Programas -> Accesorios -> Herramientas del Sistema

y por último en Restaurar Sistema. Pulsamos en este último y nos saldrá una ventana similar a ésta.

Ahora debemos indicar que lo que queremos hacer es Crear punto de restauración, pues también nos da la opción de restaurar el sistema a un punto anterior, así que en este caso pulsamos en la opción 2 y pulsamos siguiente…

Ahora nos pide que pongamos un titulo o una descripción para que nos sea más fácil identificar el punto que correspone al momento en que nos interesa…

es decir, si somos de aquellas personas que por prudencia creamos puntos a menudo, podremos poner una descripción en el que se especifique cual corrresponde a cada momento, en este caso hemos puesto Todo en correcto funciomiento pues en el momento de hacerlo teníamos nuestro sistemna con todo funcionando correctamente. Cada uno podrá personalizar el texto que quiera que aparezca o dejar el que Windows pone por defecto, que es la fecha y hora en la que se crea este Punto de restauración..

Una vez puesto esto, pulsamos en Crear. De esta manera concluiremos este breve proceso.

Tras crearlo nos aparecerá una nueva ventana, en la que nos muestra el dia y hora de cuando se ha creado el punto, que nos será de mucha utilidad para cuando nos haga falta, junto con la descripción que nosotros le hemos adjuntado a este punto.

Por último, solo nos queda pulsar sobre Cerrar y habremos concluido el proceso.


En Windows 7

1.- Hacer clic con el botón secundario en el icono de  “Equipo”,  se nos desplegará un menú, debemos seleccionar la opción “propiedades”.


2.- Al seleccionar la opción propiedades se abrirá una pantalla donde saldrá la información del equipo y al costado izquierdo un menú que dirá algo como “Ventana principal del panel de control” hagan clic en “Protección del sistema”.


3.-En la ventana que se abrirá deben entrar en la pestaña “protección del sistema”. Si se fijan el ultimo botón dice “crear”.. es precisamente este botón el que nos hace crear un punto de restauración.
Le haces clic.


4.- Al presionar el botón saldrá una ventana como esta, donde debemos poner el nombre del punto de restauración.. algo que  recuerde las cosas que habían en le pc al momento de hacerlo.. fecha, día, cosas así.


5.- Ahora debemos esperar… saldrán estas dos ventanas, la primera significa que el punto de restauración esta en proceso de creación y se demorará dependiendo de la velocidad de nuestro ordenador y del numero de archivos que poseamos. La segunda, nos indicará que la creación esta completa.

Y con esto hemos terminado de crear un punto de restauración tanto en Windows XP como en Windows 7.  Hecho esto procedamos con el segundo paso.

2.- Tener la certeza de que el programa que queremos desinstalar es el programa que queremos desinstalar. (Verdad de Perogrullo).

Esto, que parece una perogrullada, no están evidente como parece. La mayoría de los programas suelen tener nombres bastante crípticos que dificultan saber de que se trata y sus explicaciones y ayudas suelen venir en inglés, lo que dificulta, aun más, saber con exactitud para que sirven y que hacen realmente. Por eso, antes de desinstalar debemos buscar información sobre el programa, sus usos y la versión que estamos utilizando y para ello nada mejor que Internet. Debemos buscar un la web información sobre que es y para que sirve y sólo proceder a su desistalación si estamos completamente seguros que de no lo vamos a utilizar.

3.- La desistalación propiamente dicha.

Para desistalar un programa concreto nos dirigiremos al menú Inicio – Panel de control.

Cuando se nos abra la ventana del Panel de control aparecerá la siguiente ventana

Dentro de ella pulsaremos en la opción Agregar o quitar programas y se nos abrirá esta nueva ventana

Verás que al pulsar sobre cualquiera de los programas que te aparecen en la lista el programa se expande mostrando más información y se sombrea de azul. En esa banda azul aparece un “botón” en la parte inferior derecha con la leyenda Cambiar o quitar. Pulsamos sobre ese botón y se iniciará el proceso de desistalación. Así de fácil.