El configurar la pantalla es una tarea importante ya que muchas veces nos pasamos varias  horas delante del ordenador, así que te recomendamos dedicar algunos minutos a configurar el  escritorio para que sea lo más agradable posible. (Te recomiendo no utilizar fondos de pantalla muy recargados ya que cansan la vista).

Pulsa con el botón derecho del ratón en algún lugar del escritorio que no contenga iconos y selecciona la opción Propiedades del menú contextual que se despliega. Aparece la ventana Propiedades de Pantalla donde podrás cambiar los parámetros de configuración y que son los siguientes:

El Fondo de Pantalla

Para cambiar el fondo de pantalla elige la pestaña Escritorio y selecciona el nuevo fondo de la lista que aparece en la parte inferior izquierda.

Si no tienes muy claro qué dibujo va asociado a cada nombre no te preocupes porque en la pantalla que te aparece dibujada arriba tendrás una representación en pequeño de cómo te quedará el escritorio con ese fondo.

Una vez seleccionado el fondo que quieras podrás elegir cómo quieres que aparezca la imagen con la opción Posición, que tiene las opciones:

Centrada aparecerá la imagen del tamaño real y en el medio de la pantalla. En mosaico aparecerán tantas imágenes como se necesiten para rellenar todo el fondo de pantalla. Expandida aparecerá la imagen una sola vez ocupando todo el fondo. Con esta opción tienes que pensar que si la imagen no tiene mucha resolución se verán los pixeles.

También es posible poner como fondo otra imagen que no aparezca en la lista, para ello tendrás que pulsar el botón Examinar y buscar (en la carpeta apropiada de tu ordenador) la imagen que deseas siempre y cuando el formato de la imagen sea compatible, por ejemplo podremos poner una imagen con formato .bmp, .jpg, .gif.

Una vez seleccionada la imagen deseada y el tipo de presentación pulsa Aceptar

clip_image002

El Protector de Pantalla

A veces suele suceder que el ordenador está inactivo unos minutos, por lo que se aconseja disponer de algún protector de pantalla activado para evitar que haya una imagen fija durante mucho tiempo ya que los puntos de la pantalla pueden estar recibiendo los rayos que hacen que se ilumine demasiado tiempo y eso puede dañarla.

De la lista desplegable selecciona el protector que más te guste, tendrás una pequeña representación en la ventana de arriba.

Con la opción Vista previa puedes ver cómo quedará una vez puesto. Cuando muevas el ratón o pulses alguna tecla la vista previa terminará.

Puedes modificar el intervalo de tiempo que tarda en aparecer el protector de pantalla con el parámetro Esperar.

El botón configuración nos permite personalizar más las características de la imagen que se utiliza como protector, según la imagen que se utilice las propiedades que nos permita configurar variaran.

Puedes poner contraseña al protector de pantalla que configures con la opción Proteger con contraseña al reanudar para evitar que alguien pueda trabajar en nuestro ordenador con nuestra sesión. Para escribir la contraseña pulsa en el botón Cambiar e indica la contraseña que deseas, después vuelve a escribirla para confirmarla. Pulsa Aceptar. Cuando se active el protector de pantalla te aparecerá un cuadro de diálogo pidiéndote que introduzcas la contraseña si quieres desactivarlo y continuar trabajando.

clip_image004

Cómo personalizar las ventanas de Windows XP.

Selecciona la pestaña Apariencia de la ventana Propiedades de Pantalla.

De la lista Elemento selecciona qué parte de las ventanas de Windows deseas personalizar. Por ejemplo el escritorio, los iconos, etc.

De la lista de Combinación selecciona alguno de los estilos que te proponen.

De la pestaña de Fuente selecciona el estilo de letra que más te guste. Puedes indicar también su tamaño y según el elemento que sea podrás cambiar el color.

Una vez creada tu apariencia personalizada puedes guardarla pulsando en Guardar como y dándole un nombre.

Una vez seleccionados los cambios que deseas pulsa en Aceptar.

clip_image006

¿Cómo personalizar las ventanas de Windows XP con Temas?.

Un Tema no es más que una forma de agrupar las distintas características que afectan a la apariencia de Windows XP dándole un nombre. De esta forma podemos cambiar de Tema con un solo clic.

Selecciona la pestaña Apariencia de la ventana Temas.

De la lista Tema selecciona el tema que prefieras. En la parte inferior verás una muestra de como queda ese tema.

Si has hecho cambios de apariencia y quieres guardarlos, selecciona Mi tema actual y pulsa Guardar como… , te saldrá una ventana para que le des un nombre.

Una vez seleccionados los cambios que desees pulsa en Aceptar.

clip_image008

La Resolución y los colores

Podemos elegir la cantidad de Colores con los que trabajará nuestra pantalla.

Según el monitor y la tarjeta gráfica podremos elegir unos colores u otros. Por ejemplo nosotros en estos momentos tenemos Color verdadero (32 bits). Para elegir los colores a utilizar despliega la lista Colores y selecciona el que quieras.

Con el Área de pantalla podemos elegir la resolución.

La resolución influye en el tamaño de las imágenes, a mayor resolución menor son las imágenes, para seleccionar la resolución que quieras desplaza la barra de Área de pantalla y la resolución irá cambiando, podrás ver cómo queda en la pantalla que te aparece arriba.

Una vez seleccionada la configuración deseada pulsa Aceptar.

clip_image010